• Las relaciones en tiempos actuales

    Las relaciones en tiempos actuales

    En estos tiempos, las personas suelen quejarse con frecuencia de las relaciones interpersonales así como también  de lo superficiales que parecen ser, de lo carente de sentido que pueden llegar a volverse y  muchos pueden decir “creo que no tengo un solo amigo” .

    En consulta he recibido pacientes cada vez más jóvenes con problemas que en el pasado quizá no eran propios de esos rangos de edades, problemas de pareja a los dieciséis años o conflictos existenciales sobre el rol que deberían tener  a los 14 años. Quizá parezca algo raro, pero los jóvenes viven más rápido en sentido de situaciones que muchos de nosotros cuando eramos pequeños.

    Les ha llegado una época mas rápida, menos centrada en valores y más focalizada en tecnologías. Un punto importante es la afectación que ha sufrido la comunicación al existir las variadas formas para “comunicarnos” (celulares, aplicaciones de mensajes, facebook, twitter etc.), si bien estas tecnologías facilitan el envío de un mensaje de forma instantánea a nuestro receptor, por otra parte están anulando una comunicación real. En muchos casos las personas ya no se comunican por llamadas telefónicas, únicamente lo hacen a través de mensajes “instantáneos”.

    Un elemento importante en los problemas de relaciones interpersonales debería ser el uso de tecnologías y qué tanto hacemos uso de las mismas para facilitar esas vías de comunicación. Si bien facilitan como la expresión lo dice, imposibilitan una comunicación real. El reto actual para la psicología es que,  pareciera que la tecnología avanza más rápido que la comprensión humana sobre la misma. He visto pacientes que dicen “es que antes, él si me mandaba mensajes, me demostraba que me amaba con un mensaje de buenos días, o para desearme un buen día y ahora ya no lo hace”

    Quiero ilustrar el ejemplo anterior con un cortometraje español que habla perfectamente de esta situación:

    Un elemento básico de la comunicación entre dos personas es la expresión, esto en algunos casos se anula cuando no podemos ver de frente a nuestro receptor. Cuando leemos un -Hola como estás? y respondemos -Bien! puede que realmente no estemos teniendo un buen día, pero el otro creerá que si lo es. Este pequeño ejemplo se puede observar en un “Te quiero”, “Te amo” “Te extraño”. Es decir, el énfasis o la expresión no podemos hacerla sentir, es nuestro receptor quien da el sentido a esas palabras. Quizá esto esté afectando tanto y a su vez deteriorando tanto las relaciones interpersonales porque de no tomarlo bien, nuestro receptor podría “asumir” que estamos molestos o que estamos siendo sarcásticos.

    Las cartas y el correo postal

    Bueno, he querido mencionar esto porque es algo que alguna vez escuché por parte de un paciente  que tenía más de 75 años y que suena lógico. Este paciente decidió compartirme que él había enviudado hacía 15 años y que desde entonces no había tenido ganas de mantener ninguna relación, pero que en un retiro de la tercera edad por parte de su casa hogar (Asilo) había conocido a una mujer de 70 años. Ambos poseían un nivel socioeconómico alto así como también celulares de última generación. Sí, ellos tenían Whatsapp y más… pero habían decidido que eso le quitaba mucho “matiz” a la comunicación. Decidieron enviarse cartas a pesar de vivir en la misma ciudad, así fue como floreció un romance que los llevaría a ser novios. Sin embargo muchos se preguntarán ¿Cual es la diferencia entre enviarle una carta por whatsapp a mi novia y enviar una carta por correo postal? Bueno, la principal diferencia es que la carta, la escribían a mano, la acompañaban de detalles como pequeños dibujos, una flor, un separador de libro, lo acompañaban en ocasiones con poemas y más. Otra diferencia es que estas cartas no llegaban instantaneamente y tampoco tardaban segundos en escribirlas. Existía un deseo por recibirla así como también una expectativa de qué recibirían el mes siguiente.  Ellos habían decidido utilizar el celular únicamente para tomarse fotos juntos cuando se veían, hacer llamadas y ocasionalmente enviar mensajes a familiares y entre ellos cuando fuera realmente necesario.

    Lo que pude apreciar en ellos, era mucha estabilidad, a pesar de que como toda pareja existían quejas frecuentes y hasta cierto punto “normales” esto, no era la excepción en una pareja de adultos mayores. Pero ellos habían  tomado la determinación de darle una perspectiva diferente al uso de tecnologías. Muchos podrían pensar que solo por ser mayores no tendrían un agrado o quizá hasta un interés en usar teléfonos. Pero he visto en otras parejas un uso digamos “consciente” de las diferentes formas de comunicación y no es exclusivo de adultos mayores. Lo que se necesitaría es hacer de estos  más que determinantes de una comunicación real.

    ¿Que podemos hacer?

    Bueno, la tecnología seguirá avanzando y ofrecerá nuevos retos a todas las personas, quizá debamos no hacernos dependientes a ella, la tecnología se fundamenta actualmente en dispositivos inteligentes, (electrodomésticos, lámparas, tabletas, celulares, gafas etc.) Pero quizá debamos darnos cuenta que la vida hace 50 años carecía de todas estas tecnologías y no por eso era menos valiosa así como tampoco las relaciones eran mejores. Sin embargo está en nosotros el poner un límite a qué tanto permitimos que el uso de éstas afecte nuestra vida. Llevar una relación implica madurez, pero también para conservar amigos se necesita un interés en hacer fructífera una relación. Deberíamos reconsiderar dos veces, si se va la luz, ¿De que otra forma te contactas con alguien que está lejos? Mucha gente detiene su mundo sin luz y sin Internet esto es una muestra de qué tanta des-adaptación genera la dependencia a las mismas.

    Cuando tengamos problemas con una persona cercana a causa del poco tiempo que tenemos para verla, podríamos preguntarnos, ¿De que forma nos comunicamos con esa persona cuando no la vemos? ¿Es de calidad esa comunicación? ¿Qué problemas me genera eso?. Es verdad que para todo se necesita tiempo y esto es algo que en muchos casos no tenemos de sobra, pero a pesar de que podamos utilizar múltiples formas de comunicación y a pesar de que tengamos tecnología de punta en la mano seguimos necesitando del contacto en persona y esto es algo que las tecnologías por muy avanzadas que sean, aun no logran recrear.

    Leave a reply →

Déjanos un comentario!! :)

Cancelar respuesta